Restaurante Quebracho
 

 

Pocos restaurantes de la ciudad pueden ofrecer un servicio tan cálido y especializado como Quebracho. En pleno corazón de la ciudad antigua, a unos pasos de la plaza Santo Domingo, sobre la calle Baloco, se encuentra el restaurante Argentino de mayor tradición y fama de Cartagena. Su exquisita cocina, le ha forjado su buen nombre, y hoy está posicionado, como uno de los preferidos de los Cartageneros, y por supuesto de todos los turistas y visitantes extranjeros de la ciudad.

Quebracho tomó su nombre de un árbol argentino que tiene una madera que lo hace indestructible. Con esa fuerza y tesón se inicio este restaurante, al que su propio dueño ha diseñado y decorado con toda su calidez, distribuida en diferentes ambientes, que se enfrentan con una barra de vinos, una cocina abierta y horno en vidrio que gira para asar el más delicioso lechón que usted haya probado.

Todo lo que pruebe en Quebracho, se asa y se cocina enfrente suyo. La combinación de exquisitos olores que produce la parrilla, es una tentación al buen gusto y la buena mesa. Cuando pida una carne, bien sea en Churrasco, Bife, ó Punta de Anca; pídala en el termino que la desee, que en este restaurante los términos si funcionan. Desde un término azul, pasando por un cuarto, hasta el bien asado; quédese tranquilo que jamás será decepcionado por el cheff. Si usted no es especialista en el tema, déjese guiar por los meseros: son expertos y muy amables. Boris y Hermes son los más antiguos y conocen todos los detalles para hacer de su noche una noche inolvidable. Seguramente le anunciarán con agrado los siete platos para acompañar las carnes que tienen en oferta. No dude en disfrutar de las entradas de chorizo argentino, ó el lechón asado, para comenzar la velada. Déjese tentar por la carta de vinos chilenos y argentinos; el vino de la casa Trivento es excelente, y muy generoso en precio.

En Quebracho son expertos en carnes, conocen de los más refinados cortes y son exigentes con sus proveedores, para asegurar la calidad de sus productos. Pero en Quebracho usted podrá disfrutar también, de una amplia carta de mariscos, pescados y pastas, que son tratados con la altura internacional que tiene este restaurante, y son reconocidos como platos exquisitos por sus clientes más exigentes.

Su cena en Quebracho siempre estará acompañada de excelente música que varía entre el tango, y un recorrido de música latinoamericana realmente encantador. De martes a sábado siempre encontrará música en vivo, que da toques cubanos a una cena deliciosa.

En Quebracho las reuniones de trabajo cada vez son más frecuentes. Con una capacidad para 110 personas distribuidas en espacios amplios y confortables, los cuales están dotados de la última tecnología de sonido y pantallas de video, que han convertido a este espacio, en el preferido de muchas empresas para complementar sus negocios.

Definitivamente Quebracho es un excelente restaurante, al que usted no debe dejar de visitar.

El vino y mucho más ¿Qué significa degustar?

“Rápido, tráigame una copa
de vino para poder bañar mi mente
y decir alguna cosa importante”
ARISTOFANES

Este termino particular lo atribuimos a la valoración hecha a través de nuestros sentidos: la vista, el olfato, el gusto y aunque parezca extraño: el tacto, en efecto con la lengua probamos sensaciones táctiles por ejemplo, una sensación de calor cuando tomamos un vino muy alcohólico, o una especie de picor cuando tomamos vino espumante, por esto los expertos llaman a la degustación “análisis sensorial o análisis organoléptico”.

En definitiva la degustación aprovecha nuestros sentidos y órganos que nos hacen disfrutar los placeres del vino y permitirnos entenderlo y evaluarlo. Cuando degustamos un vino debemos concentrarnos y prestar atención a aquello que nuestros ojos, nariz y boca nos dicen, memorizar nuestras sensaciones y recordarse el aspecto el olor y el sabor de los vinos probados. Para una correcta degustación es muy importante lo que debemos hacer antes de probar un vino, la primera regla es no estar resfriados porque no podríamos sentir los perfumes y los sabores. La segunda regla es que no debemos comer alimentos de gusto muy fuerte, por ejemplo alimentos picantes, ni tampoco tomar café, ni comer dulces de menta ya que los sabores intensos no nos dejarían sentir el gusto del vino. La tercera regla es que no debemos usar perfumes muy intensos porque esconderían los perfumes del vino que se esta degustando. Además de estas simples reglas para una correcta degustación nos sirven solo dos cosas: una copa adapta y un termómetro para la temperatura de servicio.

Con respecto a las copas necesitaríamos un capitulo entero dedicado a estas, de todos modos los expertos europeos han establecido una copa de degustación que debe ser en forma de tulipán, en la parte baja debe ser ancha y la embocadura estrecha en manera tal que los perfumes no se esparzan y vallan directamente hacia la nariz, la copa puede ser de cristal o vidrio, lo importante es que sean transparentes para apreciar bien los colores, deben ser siempre limpias, secas y sin olor. Cada vino tiene su temperatura ideal, si lo tomamos muy frío o muy caliente no podemos valorar su calidad. Frecuentemente los productores de vino indican la temperatura ideal en la etiqueta, es aquí donde el termómetro juega un papel importante para saber la justa temperatura, volviéndose así un instrumento indispensable para apreciar y exaltar nuestro vino.

Hasta la próxima...

ELIO D'ANGELO

 


 
  Traviata Nuestra
Avenida El Malecón No. 11-132 Bocagrande, Cartagena de Indias
Teléfono: (+57 5) 665 0157 - Contáctenos
POSDATA