Vinos, cómo tomarlos y porqué
 


 
El vino se obtiene mediante la fermentación del azúcar de la uva que se vuelve en alcohol. El porcentaje por litro de alcohol define el grado alcohol métrico del vino. Por ejemplo un vino de 12,5 grados tiene el 12.5% de alcohol y el 77.5% de agua. Contiene entre las 0.6 y 1 kilocaloría por litro así que es una bebida mas bien dietética teniendo cuidado de no superar 0.75 de litro (una botella) por día.

El vino es parte integrante de la dieta mediterránea y es elegido dependiendo de la comida que se elige. Para una comida simple se acompaña un vino suave en cambio para una comida condimentada, un vino más fuerte y más estructurado. Esto con el fin de limpiar el paladar en el trascurso de la comida y así tener una mejor degustación de los platos.

No es fundamental ser un experto enólogo, sino saber unas pequeñas reglas de base que intentaré de explicar en pocas palabras. Los vinos se dividen en 4 categorías: blancos, tintos, rosados y espumosos. Entre más grados alcohólicos tienen, mas son estructurados y “espesos”. Entre más jóvenes más livianos o suaves y cuando son mas añejados son más estructurados.

Usualmente los vinos blancos se toman a una temperatura entre 4° y 7° C para acompañar pescados o mariscos. Los vinos tintos suaves o jóvenes, con carnes blancas. Los vinos tintos añejados o estructurados, con carnes rojas o comida condimentada. La temperatura ideal de los vinos tintos es entre los 16° y 18°C, guardarlos por largo plazo en nevera y tomarlos fríos puede dañar el cuerpo y perfumo del vino, hasta rendirlo ácido. Por otro lado los espumantes, a temperatura glacial, son óptimos como aperitivos o para acompañar los mariscos en especial la langosta.

Los vinos también tienen efecto terapéutico como es el caso del vino tinto. En el XV Congreso del Drugs Affecting Lipid Metabolism, en Venecia, se ha establecido que 2 a 3 copas al día para los hombres y de 1 a 2 para las mujeres reducen el riesgo a padecer infarto en un 20%. Además se documentaron los efectos positivos en la prevención de diabetes, cálculos renales, hipertensión (colesterol dañino), hipertrofia prostática y disfunción eréctil. Por otro lado el vino tinto además contiene una sustancia que se llama “resveratrolo” que ayuda a matar las células del cáncer, inhibiendo la acción de la proteína NF-kB (Factor nuclear Kappa Beta) que las nutre. (Estudio realizado por la University of Virginia, Health System).

¡Así es, que mis queridos amigos, levantemos las copas y tomemos a la salud!

Espedito Tubelli

Comentario Gastronómico

Acogida Francesa

El anuncio del paso cochero, el zaguán artístico y el abrir de los esbeltos vitrales nos trasladan a un ambiente de sensaciones muy parisinas; donde, como decía, Víctor Hugo “basta con respirar para conservar viva el alma”.

Una amable y acogedora sonrisa de nuestra anfitriona terminó de sentarnos en el ambiente perfecto para disfrutar a plenitud, de uno de los artes más complacientes para el hombre; la Gastronomía. El ofrecimiento de un vino tinto reservado, a temperatura ideal, hizo que nuestro paladar fuera saboreando las diferentes propuestas que nos ofrecía la bien presentada y matizada carta, en la cual pudimos apreciar comentarios y dibujos de los diferentes artistas y personajes, que durante más de nueve años han sido cómplices de la exquisitez de las preparaciones y de la delicada atención de Donde Olano.

Nuestra elección fue difícil, ante la presentación acertada y visualizadora que nos hacía nuestra anfitriona, pero al fin, y de acuerdo a los comentarios finales de los comensales la decisión fue acertada.

La sopa de cebolla gratinada en su punto, con un fino toque de jerez y los champiñones al ajillo de buena textura y delicado aroma, colaboraron a que recibiéramos con mayor gusto el filete de pargo Olano el cual acompañado de una suave salsa de camarones y pasta larga dejaron buena recordación.

Los Camarones Olano fueron la estrella de la noche su presentación y sus cuatro diferentes salsas: ajillo, marinera, agridulce y blanca holandesa, brillaron.

El filete de pargo al limón de cocción ligera, muy bien aromatizado y presentado cumplieron con su comensal. Los camarones brigitte tiernos, bañados en salsa a base de crema de leche con finos toques de coñac, vino y un ligero picante abrieron las puertas a un exquisito postre de café el cual nos completo la exquisita velada.

Gracias por deleitarnos tan confortablemente.

Galio apicio
galioapicio@yahoo.es

 


 
  Traviata Nuestra
Avenida El Malecón No. 11-132 Bocagrande, Cartagena de Indias
Teléfono: (+57 5) 665 0157 - Contáctenos
POSDATA