Beber para Creer
 

Por Edgar Vargas
Beber para CreerDA TITO ES UNA VINERÍA, aquí la gente viene a probar los vinos y pasa el sabor combinando algunos quesos y carnes especiales, todo lo contrario a un restaurante donde la gente va a exclusivamente a comer y probar diferentes platos y los pasa con diferentes clases de bebidas.

Aunque me gusta mucho el vino, no sé tanto de vinos como quisiera, pero de algo si estoy seguro; conozco en carne propia todo tipo de guayabos producto de cientos de noches bien conversadas con diferentes vinos, chilenos, argentinos, franceses Italianos de todos los precios, colores y sabores. Por eso, cuando TITO me ofreció que tomara un vino que según él no daba dolor de cabeza, mi primera reacción fue desconfiar con todo mí ser gracias a la amplia experiencia antes mencionada, y pagar por ver; como se dice a la hora de la apuesta.

Como sé que nadie está interesado en leer nada sobre los temas y abrazos en la que nos vimos envueltos esa noche, me voy a referir exclusivamente a la mañana siguiente, fuente inspiradora de este artículo.
Como solía suceder después de abrir los ojos y tratar de recordar los últimos acontecimientos de la noche anterior y confirmar que todo estaba en orden, lo primero que hacía era tomarme una alta dosis de ibuprofeno para evitar, si tenía suerte, la tortura del dolor de cabeza.
Pero léase bien: después de la primera hora de esperar el ya acostumbrado malestar, no sucedió nada, el dolor no apareció. Con una sonrisa nerviosa esperé durante otra hora más y después durante toda la mañana y el dolor definitivamente no apareció.
Fue ahí, tan solo en ese momento, en el que tomé el teléfono y llamé a TITO para confirmar lo que él ya sabía desde siempre: Los vinos que se venden en DA TITO no dan dolor de cabeza.

El secreto parase ser una verdad a gritos y tan obvio para los conocedores, que preferí no tocar estos detalles en el artículo y dejar este tema de conversación para usted y TITO el día que se anime a ir la vinería más importante de la ciudad, en la Calle de la Tablada Número 7-57, si por el contrario prefiere pedir por teléfono, llame al 6648993 y solicite que le envíen una ó varia botellas Montepulciano D”Abruzzo.

 


Mi Dulce Café
Mi Dulce Café
Mi dulce café es un sitio creado para ofrecer productos de calidad y brindar un excelente servicio. Una atención amable y cálida que le permite a cada cliente disfrutar de los platos y pasabocas más deliciosos, hechos con amor y con el toque familiar de los postres de la abuela. Mi Dulce Café es una panadería exquisita de productos frescos... siempre huele a pan recién horneado. Es fácil caer en la tentación de saborear un pan caliente y relleno a su gusto a las 10 de la mañana en medio de una jornada de trabajo; solamente llame y solicite su pedido a domicilio y compruebe un servicio eficiente.

Mi Dulce Café
Mi Dulce Café es un excelente restaurante, una carta bien pensada, con platos sencillos como las croquetas carbonaras, crujientes y suaves al degustar, ó los trocitos de jamón y pasta que se convierten en toda una tentación. La berenjena de Mi Dulce Café es única y su preparación es motivo de orgullo para el chef; el filete de corvina con durazno y romero con lonjitas de coco tostado, es inigualable. Cada plato es tratado con una sazón delicada que permite saborear íntimamente cada preparación, esto lo convierte en un restaurante Gourmet de alta calidad.

Restaurante Mi Dulce Café
Los ambientes son frescos, tranquilos y acogedores. El grupo humano a su disposición está preparado para ofrecerle el mejor servicio, con los mejores precios. Pregunte por nuestras ofertas especiales para grupos empresariales y reuniones sociales. Mi Dulce Café cumple una gran labor social, como empresa asociada a los programas de La Fundación Niños de Papel, que hace sonreír cada día a miles de niños colombianos que hoy tienen la gran oportunidad de transformar sus vidas con su trabajo.

Mi Dulce Café es para usted.

Centro, Av. Del Arsenal No. 8 B 23 / Diagonal Centro de Convenciones / Bocagrande, Cra. 3 No 6-118
Tel: 6652824- 6655256 - 6655451
Cel: 311 6840151
E-mail: midulcecafe@hotmail.com

 

 


El Vino y mucho Más

El Examen Gustativo - Primera Parte

El Vino y Mucho MásDespués de haber observado y olfateado nuestro vino, debemos probarlo. Técnicamente a este momento se le dice” examen gustativo”.

En la boca probamos sensaciones ligadas al sabor y al tacto, estas son importantísimas para valorar nuestro vino, pero para apreciarlo totalmente debemos sentir al mismo tiempo: el sabor y el olor: ya que, solo la combinación de los sentidos, gusto y olfato, nos permite apreciar un alimento o un vino en su totalidad.

El degustar del vino se desarrolla en 4 etapas:

Primero: Llevamos la copa a la boca sosteniéndola por la base, y bebemos un poco.
Segundo: Hacemos que el vino vaya hacia la parte anterior de la boca e inspiramos a través de los dientes un poco de aire, esto sirve a difundir bien los aromas en la boca.
Tercero: Movemos el vino con la lengua empujándolo contra el paladar y espiramos. Debemos hacer de tal modo que el vino toque todas las partes de nuestra boca.
Cuarto: Después de haber tragado el vino, saboreamos expirando con la boca vacía, para sentir cuánto sabor y aroma nos ha quedado.

Cada parte de la lengua siente un sabor diferente (la punta siente el dulce, en el lado anterior a la derecha e izquierda siente el ácido, en los lados posteriores siente el salado, y al final se siente el amargo).
Por este motivo, es importante empujar el vino contra el paladar haciendo que toque cada parte de la lengua, solo así podemos sentir todos los sabores de nuestro vino en degustación.

 


 
  Traviata Nuestra
Avenida El Malecón No. 11-132 Bocagrande, Cartagena de Indias
Teléfono: (+57 5) 665 0157 - Contáctenos
POSDATA