Expedición Tayrona
 

Descripción
El Atlántico azul baña una de las costas más hermosas de Colombia al nororiente de Santa Marta. Grandes rocas blancas se levantan en medio de las aguas rompiendo el horizonte o se convierten en mágicos caminos que ascienden busca de las huellas de los antiguos habitantes de estos parajes, que hoy conforman uno de los Parque nacionales más importantes del país: el Tayrona. Bahías, playas, manglares, arrecifes coralinos, peces, moluscos y algas comparten este fascinante lugar con cerros, bosques, matorrales, más de 100 especies de mamíferos, 200 especies de aves, 50 especies de reptiles y algunas ruinas arqueológicas que relatan la historia de los Tayronas, uno de los pueblos prehispánicos más interesantes de Colombia.

Localización
Sus límites están comprendidos al norte por el océano Atlántico, al sur por el divorcio de aguas que se separa las corrientes que desembocan directamente al mar y las que al sur desembocan en la quebrada concha y el río piedras, al este por el río piedras y al oeste por la punta de las minas en el extremo noroeste de la bahía de Taganga. Las laderas que caen al mar en el parque Tayrona son las últimas estribaciones de la sierra nevada de santa marta, que forman una especie de mano gigante, entre cuyos dedos se encuentran las ensenadas de concha, chengue, gayraca, neguanje, cinto, guachaquita y palmarito. Todas ellas son de una gran belleza y poseen características geomorfológicas, climatológicas y edáficas diversas, que hace de la vida en cada una de ellas un universo diferente.

La temperatura y los suelos
La temperatura promedio anual al nivel del mar es de 27ºc, y se calcula en unos 22ºc para las cimas elevadas del parque. Los vientos alisios del nordeste provocan la formación de nieblas y frentes de condensación en las laderas central y oriental del parque, con las que se presentan en el cerro denominado “ No se ve ”.La mayor partes de los suelos del parque son mollisos de estructura comparativamente simple, desarrollados sobre los materiales aluviales y coluviales en colinas y cerros. Existen enclaves de tropepts en valles aluviales y coluviales y lagunas de colmatación con mayor o menor contenido de sales (aquepts), como es el caso de los valles de concha y neguanje, que corresponden a antiguos manglares. Los suelos menos evolucionados (entisoles) se hallan en parajes con fuerte declive o donde han ocurrido procesos erosivos ( orthents) y en las playas (psamments).

Información tomada de la página web:
www.santamarta.freeservers.com/parquetay.html
Nota: la información divulgada en este sitio es de carácter informativo. En ningún momento el webmaster de este sitio esta generando lucro u beneficio económico.
Cualquier aporte escribir a WEBMASTER SAMARIO.
E-mail: xorrillo@yahoo.com.

 

One with the Sea

Tropical coastline passing effortlessly to one side; endless horizon, broken only by the odd uninhabited islands, on the other.
Powered by nothing more than the wind harnessed by large inflatable kites, six kitesurfers brave the two and half hour odyssey to the tropical aquamarine waters, exotic coral reefs, and white sands of the Islas del Rosario.
Rein Petersen, a Canadian kitesurfer and professional instructor, offers his account: “At times, ripping across massive sea swells at speeds few boats could match, we left our security boat struggling to keep up. Other times we freestyled and frolicked in the flat waters guarded by tiny islands that few others will ever have the chance to see.”
This is only one way to describe the feelings of Zen invoked when downind-kitesurfing (“downwinding”) along Carribbean coastline. Moreover, there are few places that can match the ride from Cartagena to the Islas del Rosario – two jewels on the necklace that is the Colombian coastline of the Carribbean.
Jesus Bedoya, the proprietor of aQuanautica (a school dedicated to kitesurfing and other nautical sports), describes the experience in another way:
“You experience a closeness to the sea and the environment when downwinding - travelling vast distances with only a small amount of non-motorized equipment is a thrill for those who seek escape from our congested and motorized world onland.” Ignacio ‘Nachito’, a 12-year old student of aQuanautica and the youngest of the six riders, recounts a playful encounter:
“I felt my board being bumped and I looked down and saw two dolphins riding with me. When I turned, they turned with me and started jumping beside me - it was really cool!”
These kitesurfers have experienced something that has changed their lives profoundly and they want to share their life-transforming knowledge by offering courses in the art of downwind kitesurfing and navigating safely to the Islas del Rosario.
For more information about this tour or kitesurfing lessons, contact aQuanautica (tel. 656 8243).

Uno con el Mar

De un lado la costa tropical Caribe, del otro el horizonte sin fin solo accidentado por algunas islas deshabitadas.
Impulsados únicamente por la reacción del viento en grandes cometas atadas a un arnés, esta es la travesía de dos horas y media que seis osados kitesurfers realizaron a aguas tropicales, exóticos arrecifes de coral y arenas blancas de las Islas del Rosario. Rein Petersen, kitesurfer e instructor profesional, nos comenta su experiencia:
“Unas veces, atravesando grandes olas a velocidades que pocas embarcaciones podrían alcanzar, dejamos atrás el barco de seguridad que se esforzaba por mantenerse cerca. Otras veces nos relajamos haciendo trucos y piruetas en aguas calmas de islas pequeñas que pocas personas tendrán el placer de conocer.”
Esta es la forma de describir como nos sentimos "uno con el Mar" al realizar el "downwinding" a lo largo de la costa Caribe. Además de la exclusividad del viaje de Cartagena a las Islas del Rosario - dos joyas en el collar de la costa Caribe colombiana - comparable con pocos al rededor del mundo.
Jesús Bedoya, director de aQuanautica (dedicado a la escuela de kitesurf y otros deportes náuticos), describe la experiencia de otra forma:
“Experimentas una cercanía con el mar y el medio ambiente cuando realizas el downwinding - viajar grandes distancias con un equipo no motorizado es emocionante para aquellos que buscan escapar de nuestro congestionado y contaminado mundo.” Ignacio ‘Nachito’, estudiante de 12 años de aQuanautica y el más joven de los seis navegantes, comenta acerca de su divertido encuentro:
“Sentí que a mi tabla le pego algo y cuando mire al mar vi dos delfines nadando a mi lado. Cuando cambie de dirección, ellos me siguieron y empezaron a saltar ahí mismito - ¡bacanisimo!
Estos kitesurfers han experimentado algo que ha cambiado profundamente su vida y quieren compartir su experiencia con los interesados en este deporte ofreciendo cursos en el arte de navegar a sotavento de kitesurf y en condiciones de seguridad a las Islas del Rosario.
Para obtener más información acerca de este tour o lecciones de kitesurf, contacta aQuanautica (tel. 656 8243).

 


 
  Traviata Nuestra
Centro Comercial Bocagrande, Avenida San Martín, Local 128
Cartagena de Indias
Tels: +57 (5) 665 0157 - 665 2598
Móvil: 315 7554800 | Contáctenos
POSDATA