La Cultura del Purgatorio
 

Hay que acabar con la cultura que hemos heredado del purgatorio, que además de nociva, estanca y confunde.

En ocasiones cuando enfrentamos una dificultad o una situación complicada, voluntariamente aceptamos nuestra culpa frente al tema, y hasta podemos hacer un análisis claro de las circunstancias que nos han llevado a dicha situación en particular, e inmediatamente aceptamos también, que debemos pagar un determinado tiempo de purga por el error; y como si alguien nos ordenara detenernos a sufrir, aplicamos lo que yo denomino: La cultura del purgatorio, que no es otra cosa, que postergar el sufrimiento disfrazado de estancamiento. Ejemplos de lo que estoy hablando hay miles. Muchas veces postergamos una dieta o un periodo de abstinencia aplicando el mañana comienzo mi dieta... así que hoy como hasta morir. (Aplíquese al alcohol, al deporte, al cigarrillo, al ahorro).

Con las relaciones afectivas pasa lo mismo, las parejas entramos en periodos de estancamiento y conflicto, porque postergamos la solución inmediata del asunto, gracias a esa cultura del purgatorio, que nos ordena de manera condicionada, que antes de una solución debe existir un periodo de crisis y de amargura.

Si esto sucede en nuestra vida personal es lógico que suceda lo mismo en la vida laboral y en la política. Hay quienes creen que uno puede separar su vida laborar de su vida personal, lo cual resulta absolutamente imposible.

Nuestra vida laboral está llena de aplazamientos y purgatorios. Frases como: "Los males públicos son problema de los políticos y yo no puedo hacer nada sino sufrirlos hasta que venga alguien a cambiar el mundo", "La vida es así", "Cuando me jubile comenzaré a vivir", "ah! si me ganara la lotería... "El próximo cliente si lo atiendo bien", "La próxima venta si la hago bien", "La próxima temporada si vamos a arreglar las playas", "el próximo alcalde si tiene que cambiar esto", mientras tanto tenemos que usar las playas sucias, las calles rotas, el trafico de locos, el mal trato al usuario. La transformación es ahora, es necesario que pongamos todo nuestro esfuerzo para transformar nuestra realidad, y triunfar en cada paso que demos.

Esta manera de pensar no solo va a garantizar que mejoremos nuestra ciudad, sino que nos permite tomar el control de nuestra existencia y comprometerla a establecer un estado felicidad interior mas profundo y sólido.

JIMENA DÍAZ REINA

Directora

Escríbale a nuestra Directora: director@traviatacartagena.com

 


 
  Traviata Nuestra
Centro Comercial Bocagrande, Avenida San Martín, Local 128
Cartagena de Indias
Tels: +57 (5) 665 0157 - 665 2598
Móvil: 315 7554800 | Contáctenos
POSDATA