¡Cartagena debe volver a tener música en vivo!
 


No sólo porque es lo mejor, sino porque el turista que invierte su dinero en la ciudad debería encontrar en las plazas y restaurantes música en vivo.

Cuando me refiero a música en vivo, no estoy hablando de las organetas programables que se tocan con un dedo y hacen sonar un disco menos elaborado que los originales, con un volumen tan alto, que nadie puede hablar y de remate viene incorporado un cantante sin gracia, que ahuyenta al público que necesita tranquilidad y por supuesto, busca calidad. Tampoco me refiero a la torre de Babel, en la que se convirtió la Plaza Santo Domingo, con 12 grupos musicales gritando uno al lado de otro, en una carrera sin sentido por buscar propinas exageradas y complacer el gusto musical de quien sabe quien, en esas condiciones.

La música en vivo es seguramente uno de los espectáculos que más público atrae. La gente necesita y le gusta sentirse acompañado de un pianista, una buena cantante, un violinista preparado, grupos musicales que no les de miedo innovar y trabajar un espectáculo. Grupos de salsa completos, afinados, grupos de rock, con criterio, música clásica ó popular, pero bien tocada. No se trata del que ponga más instrumentos, ó el que le suba más al volumen, se trata de lo que suena mejor y como se le entrega el público.


Cuando los hoteles y encargados de eventos ahorran en la calidad de los artistas, hacen más daño a sus propias organizaciones de lo que creen.

Conseguir a un buen músico ó a un buen grupo no es tarea fácil, y aunque para muchas personas encargadas de las áreas de eventos consideran que la gente no sabe de música, les aseguro que la gente si sabe y si valora la buena música, sobre todo los que tienen dinero para gastar. Por lo general un turista bien preparado intelectualmente y económicamente fuerte, es una persona de buen gusto y reconoce la calidad cuando la ve y la escucha. No someta a sus mejores clientes a la tortura terrible de una mala programación musical, tenga en cuenta que el oído es un sentido pasivo, que no puede defenderse fácilmente, y que la única salida que le queda cuando se siente incomodo es huir del lugar.

Desde TRAVIATA aplaudimos a sitios como LA PLAZA MARINA del Hotel Capilla del Mar, VIA PIA en el centro, y el Café ARBORETTO en el Centro Comercial Bocagrande, que están invirtiendo en buena música en vivo al alcance de la gente y por supuesto para el deleite de todos los turistas.

Prográmese desde ya...llame y haga su reserva.

 


 
  Traviata Nuestra
Centro Comercial Bocagrande, Avenida San Martín, Local 128
Cartagena de Indias
Tels: +57 (5) 665 0157 - 665 2598
Móvil: 315 7554800 | Contáctenos
POSDATA