El Guardián de la Cultura
 

Jorge García Usta fue durante muchos años el guardián de la cultura en Cartagena, y hoy que ya no se encuentra entre nosotros podemos decir que le deja a la ciudad un gran aporte en lo que al área cultural se refiere.
Los que por una u otra circunstancia tuvimos la oportunidad de conocerlo, vimos en él la figura de un trabajador incansable pero sobretodo la de un ser humano con características y capacidades muy especiales, siempre puestas al servicio de una ciudad a la que se entregó en cuerpo y alma.

Traviata quiere hoy rendirle un sencillo pero sentido homenaje a ese gran gestor cultural que fue Jorge García Usta. Estamos convencidos de que el mejor reconocimiento póstumo que podemos ofrecerle, es el de seguir trabajando para lograr el fortalecimiento del ámbito cultural en nuestra ciudad y tomar su ejemplo de lucha constante con miras a la construcción de la ciudad que todos queremos.

¿Cómo definiría el concepto de política cultural?
Una política cultural es una especie de guía macro que reúne conceptos, programas, ideas, actividades, acciones que se supone deben ser adoptadas por el distrito e irradiarlas para su actividad general. Este es un concepto interdisciplinario, es decir, no lo fundó una sola disciplina sino que es un concepto que ha venido siendo descubierto y armado, con base en los aportes de muchas disciplinas, está ligado naturalmente al concepto de cultura, de la idea que se tenga de cultura, de culturas o de lo cultural podría nacer o alimentarse una política cultural, de tal manera que esa relación es buena tenerla en cuenta.

El concepto de política cultural afortunadamente se ha abierto paso, y vemos entonces como una gran parte de los distritos, municipios y regiones del país lo han acogido en sus planes de desarrollo o en sus institutos de cultura, lo que demuestra en cierta forma que hay un avance conceptual, los problemas vendrían en el momento de la aplicación, la ejecución, la financiación etc.

¿Considera que en Cartagena hay una política cultural?
Yo si creo que hay una política cultural en Cartagena, existe una política cultural a nivel local y una política cultural a nivel institucional sectorial, creo que muchas entidades la tienen en su práctica, y no necesariamente como un concepto escrito. Con frecuencia se acostumbra a decir que no hay política cultural y se descalifica rápidamente por razones políticas, personales o por razones de simple y fácil anarquía conceptual. A mi juicio si la hay, lo que se debe tener en cuenta es que la institucionalización en el gobierno distrital del sector cultural es relativamente reciente; durante muchos años la dimensión cultural estuvo alojada en muchas dependencias y aún hoy ese problema se presenta aunque no con la misma gravedad de antes, cuando quien se ocupaba de lo cultural era solamente la Secretaría de Educación pero hace algunos años el gobierno distrital creó el Instituto Distrital de Cultura (IDC), que hoy se llama IPCC (Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena). No creo que sea deba reducir el sector cultural a lo oficial únicamente, el ámbito cultural involucra muchos sectores de nivel público, privado, educativo entre otros.

¿Qué opina sobre las gestiones del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena como institución de carácter oficial y sobre aquellas instituciones de la sociedad civil que trabajan dentro del ámbito de la cultura?
Creo que Cartagena como una ciudad especial, histórica, social y culturalmente necesita entidades del orden distrital dedicadas al tema de la cultura; que eso se llame instituto, se llame secretaría o como quiera que se llame, es un problema diferente; pero es necesaria la presencia de un ente que maneje los hilos de la cultura en nuestra ciudad.

Ahora viene otro problema cómo se crean o cómo funcionan no sólo los institutos de cultura sino los institutos de cualquier clase, a qué clase de lógicas o negociaciones o alianzas están sujetas estas entidades? A la lógica político-administrativas, en primer lugar; en segundo lugar ¿qué necesitaría administrativa, económica y políticamente un instituto de esta naturaleza en Cartagena para funcionar en mejores condiciones?, esa es la pregunta, yo siempre le he dicho a la gente, yo creo que el Instituto de Patrimonio y Cultura es una conquista del sector público, conquista aún precaria, aún perfectible, desde luego, pero los cimientos ya existe.

Foto (1) Cortesía Diario El Universal
Foto (2) Lanzamiento Festicine 2005 - Cortesía de Revista Noventa y Nueve

Miguel Montes Camacho y Betty Marrugo

 


 
  Traviata Nuestra
Avenida El Malecón No. 11-132 Bocagrande, Cartagena de Indias
Teléfono: (+57 5) 665 0157 - Contáctenos
POSDATA