El camellón de Los Mártires...
 

...Un espacio histórico en homenaje a los hombres de valor que lucharon por la independencia de Cartagena hasta entregar sus vidas por amor a la libertad.

Por: Diana María Márquez Acosta

Cartagena de Indias “La Heroica”, es una ciudad reconocida a nivel mundial por sus murallas y baluartes que enmarcan las historias de héroes en defensa por sus derechos patrimoniales y humanos.

Uno de ellos es Pedro Romero, un hombre de raza negra, quien indignado por las violaciones de los derechos de la población por parte de los españoles, al ver que su hijo fue víctima de la discriminación, por ser impedido para acceder a una educación superior a causa de su color, junto a otros hombres, inició el movimiento emancipador de Cartagena gestado en el barrio Getsemaní, que precedió el proceso de  liberación de la ciudad, el 11 de noviembre de 1811 a las 11 de la mañana, fecha y hora en la que 11 hombres firmaron el Acta de Independencia.

El Camellón de los Mártires, también identificado como Plaza del Matadero y Plaza de los Mártires, en sus orígenes, se debió a una iniciativa del ilustrado cubano Francisco J. Balsameda, quien además fue el fundador de algunos institutos como el Liceo de Cartagena, y la Sociedad de Beneficencias, entre otros.

Fue construido después de los 100 años de la Independencia de Cartagena, en memoria de los hombres que lucharon por la Independencia y que, en 1816 fueron tomados en cautiverio  por el militar español Pablo Morillo, para posteriormente ser ejecutados en el año 1820, a las afueras de la ciudad en lo que hoy día se conoce como La Matuna.


Inicialmente y por ser este un espacio constituido por un camino ancho que partía de la Puerta llamada Boca del Puente, y que atravesaba la Plaza de la Independencia en línea recta adornado con faroles estilo francés, era un lugar para el descanso y el ocio en un ambiente bohemio y romántico propio del lugar por su vista panorámica de la Bahía de las Ánimas al lado del actual Centro de Convenciones y, por el atractivo  monumento a los Pegasos en el Parque Centenario, esculpido por el maestro Héctor Tito Lombana.

Por otro lado,  se conocía como un lugar muy concurrido por ser punto de encuentro de parejas y amantes del cine, pues antiguamente en la década de los 70´s  y los 80´s, en el frente de este sector,  quedaban ubicados los teatros Cartagena, Calamari y la Matuna muy frecuentados por la población.

En la actualidad, El Camellón de los Mártires se encuentra  remodelado por orden de la Alcaldía de Cartagena, quien en el marco del IV Congreso Internacional de la Lengua, se interesó por la restauración del lugar y promovió un proyecto de remodelación para resaltar la belleza física de este  espacio cultural que se había perdido y recuperarlo como una de las importantes Plazas y Parques, atractivos de la ciudad, en donde  se recuerda con orgullo las patrióticas historias que relatan nuestros muros.

Este escenario se encuentra ubicado en la zona centro de Cartagena, donde se contempla a la ciudad Antigua,  a tan solo unos metros de la Torre del Reloj; atractivo turístico y baluarte histórico por ser éste el espacio geográfico donde el movimiento emancipador promovió una trifulca hasta lograr que la ciudad se reconociera como un estado soberano: Cartagena de Indias; dando así,  grito de Independencia.

Es de forma rectangular y se caracteriza por las palmeras y la iluminación que le hacen calle de honor a ambos lados de la plazuela, y que marcan el límite entre la Avenida Blas de Lezo que conecta la Torre del Reloj al round point  de la estatua de Santander.

Conserva de sus inicios, el pasaje central en el que se encuentra el monumento Noli Me Tangere cuya traducción del latín al español, significa “No me toquéis” como símbolo de la lucha por la libertad y que fue instalado en 1911; los monumentos o bustos que inmortalizan a los hombres que perdieron su vida tras conseguir la libertad de la ciudad de manos de los españoles, esculpidos por Felipe Moratilla en mármol blanco de Carrara material muy fino de corte italiano y donadas el 11 de noviembre de 1886, fecha en la que se inauguró el Camellón y unas bancas de mármol donadas por la Sociedad de Mejoras Públicas en 1923.

Adicionalmente tiene dos fuentes de agua a los extremos anterior y posterior,  antes ubicadas en los parques de San Diego y Manga y reubicadas en este lugar por remodelación, conforme al proyecto  conducido por el señor Francisco Gómez Arquigón y el arquitecto Gerardo Bustamante quien también realizó las obras de la Plaza de Santo Domingo en la ciudad Amurallada.

En sus límites, se puede apreciar el monumento a Miguel de Cervantes Saavedra puesto allí en la obra de remodelación, diagonal a la Torre del Reloj; el monumento a los Pegasos en el muelle de la Bahía de las Ánimas y el Centro de Convenciones.


En su conjunto, el Camellón de los Mártires no sólo se constituye en el  marco de un ambiente cultural que promueve el fomento de las artes finas, en un escenario colonial como lo es nuestra bella ciudad de Cartagena; sino que también hace alusión a un pasado histórico que promueve la equidad y la fraternidad, legado de la Revolución Francesa, que motivó al continente americano a buscar su libertad, siendo entonces Cartagena de Indias la segunda ciudad latinoamericana en alcanzar su independencia.

Los mártires nombre que se le da a los hombres  que son muertos a causa de una creencia u opinión, que se identifican en El Camellón, y a quienes se les rinde homenaje como patriotas por este triunfo sobre la metrópolis española, son: Miguel del Castillo Rada, Martín José Amador, Pantaleón Germán Ribón, Santiago Stuart, Antonio José de Ayos, José María García de Toledo, Miguel Díaz Granados, Manuel de Anguiano, José María Portocarrero, y José Manuel Rodríguez Torices; quienes también fueron destacados por la Asamblea Legislativa del Estado Soberano de Bolívar, mediante la Ley 51 de 1882 aunque no fueron muertos en la ciudad de Cartagena y, a todos ellos  la ciudad les debe su libertad.

Sin lugar a dudas, las memorias implícitas en los detalles físicos, geográficos e históricos de la ciudad hacen de Cartagena un lugar con un encanto innato para convertirse en el escenario de importantes acontecimientos políticos, económicos, culturales y sociales de nivel mundial y, nos ha hecho merecedores de galardones como el que nos otorgó la UNESCO al reconocernos como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1984, por nuestro puerto, fortalezas y monumentos, entre los que vale la pena destacar a El Camellón de los Mártires, del que en esta Guía Turística hacemos alusión como uno de tantos espacios geográficos y turísticos de la ciudad, que toman valor  no sólo por su belleza, sino también por el legado histórico que lo enmarca, y que nos permitirá seguir narrando las historias de nuestros ancestros de generación en generación.

 


 
  Traviata Nuestra
Avenida El Malecón No. 11-132 Bocagrande, Cartagena de Indias
Teléfono: (+57 5) 665 0157 - Contáctenos
POSDATA