Fundación Fototeca Histórica de Cartagena
 


La Fototeca de Cartagena realiza un trabajo admirable reuniendo catorce mil fotografías documentadas de la historia de la ciudad en los últimos 100 años.

Los acontecimientos sociales, políticos y culturales; los protagonistas de estas historias, la transformación arquitectónica de la ciudad, el crecimiento de su vida industrial y comercial, está registrado en este archivo visual de Cartagena. Este trabajo invaluable para la ciudad es el fruto del esfuerzo y la tenacidad de una mujer Maravillosa que ya no está con nosotros, pero que ha dejado una huella imborrable de su espíritu en La Fototeca de Cartagena: Dorothy Jonson de Espinosa. Dorothy llegó a Colombia en 1950 contratada por la empresa ANDIAN como enfermera. Precisamente en el cumplimiento de esa misión conoció al Doctor Hernando Espinosa, eminente médico cachaco que se convirtió en el amor de su vida y la unió a esta tierra para siempre.

Fototeca Histórica
Dorothy fue una mujer comprometida con la cultura y la educación. Fue profesora del Colegio Jorge Washintong, presidente de La Alianza Colombo Francesa, miembro fundadora del Centro Colombo Americano; recibió una medalla de la Sociedad de Mejoras Públicas por su contribución en la preservación de la historia de la ciudad y fue miembro de la Academia de Historia de Cartagena. Publicó el libro “Lente de la Nostalgia”, escribió una columna del mismo nombre durante muchos años en el periódico el Universal y colaboró con la traducción del Libro de Eduardo Lemaitre, “Breve Historia de Cartagena al Inglés”.

Fototeca Histórica
En el año 1980 cuando hizo parte del Centro de Historia de Cartagena, surgieron dos proyectos trascendentales para la ciudad: La Fundación del Archivo Histórico y la creación de la Fototeca de Cartagena. El primero desde su inicio fue asumido por el distrito. La Fototeca en cambio nació huérfana y Dorothy de Espinosa la adoptó convirtiéndola en su misión de vida. Fue así como desde el primer día de fundada la Fototeca inicia un proceso ambulante por la sede de la Cámara de Comercio, siendo este su primer hogar de paso, luego en la Casa del Márquez de Valde Hoyos, terminando su vida peregrina en una casa del Barrio Getsemaní donada a la Sociedad de Mejoras Publicas, que a su vez cedió en comodato a COMFENALCO y que esta empresa decidió adecuar para que sirviera como sede permanente de La Fototeca proporcionando de esta manera un lugar seguro para continuar su labor de recuperación de la historia visual de Cartagena. Sin embargo resulta totalmente contradictorio, que una ciudad que vive del turismo y que basa gran parte de su economía en el valor de su propia historia y su belleza visual, no haya encontrado un lugar en el presupuesto para preservar uno de los tesoros invaluables que posee hoy en La Fototeca.

Fototeca Histórica
Por eso desde TRAVIATA aplaudimos con entusiasmo a Jorge Sandoval Durán y a todo el equipo de trabajo de la Fototeca de Cartagena, quienes con su esfuerzo desinteresado y comprometidos con el espíritu de su fundadora Dorothy de Espinosa, nos permiten disfrutar de este maravilloso espacio histórico y recomendamos a todas las personas que visiten LA FOTOTECA DE CARTAGENA.

Horario de atención al público:
Lunes a Viernes de 8:30 a.m. a 12 p.m. y de 2 p.m. a 5 p.m. Getsemaní, Calle del Guerrero # 29 -02 esquina Plaza de la Trinidad.
Logo Fototeca

 

 

La Casa
Un homenaje a Cien Años de Soledad y un premio a la constancia y el valor.

La Casa - Cien Años de Soledad
Esteban García pasó varios años soñando con crear una obra de teatro basada en Cien Años de Soledad y tuvo la suficiente confianza en el mismo para alcanzar este sueño. Este reto implicaba sortear toda clase de obstáculos que existen en todas las empresas de carácter cultural, en un país como el nuestro en donde el apoyo del estado y del sector privado es absolutamente deficiente para este tipo de iniciativas. Como siempre, la vida prepara los escenarios conjugando la causalidad de manera misteriosa y nos brinda la oportunidad precisa para cumplir nuestros sueños. Se trata entonces, de saber descifrar el momento y lanzarse con fuerza y coraje a la batalla. Eso exactamente fue lo que hizo Esteban al dar el salto en la vacío de la creación colectiva, armado de toda su fe y de la mano de un grupo humano maravilloso de trece actores y un extraordinario director de origen ruso, que con mucha gracia y acierto logró descifrar la torre de Babel en que por momentos se convertían las complicadas jornadas de trabajo que demando este extraordinario y exigente montaje teatral.

La Casa - Cien Años de Soledad
El primer paso fue convencer a su tío Gabriel García Márquez para que le diera la autorización de hacer este montaje. Cualquiera que conozca un poco a Gabo, sabe que utilizar un truco afectivo basado en la familia para obtener esta clase de favores no va a funcionar si no viene acompañado de una alta dosis de credibilidad, talento, coherencia y arrojo. Estoy seguro que estos fueron los ingredientes que motivaron a García Márquez para darle a Esteban, la autorización de trabajar su gran obra maestra.

Convencer a los actores de realizar el proyecto no resulto tan difícil, cada uno de ellos conoce y ama a Cien Años de Soledad y estaban concientes que el reto sería una gran oportunidad de crecimiento profesional y humano. Como buenos hombres y mujeres del teatro, siempre están tomando riesgos para sentir la vida latir con fuerza en sus propios corazones llenos de pasión. Entonces la idea de hacer maleta rápidamente y embarcarse en un bus desde Bogotá, dejándolo todo atrás para concentrase a trabajar en una casa en el barrio San Diego 24 horas del día durante un mes, no podría resultar más atractiva. El director hacía parte de la obra desde hacía mucho tiempo; Esteban conoció a David Gurji en Londres hace 2 años, y desde aquella época quedo claro que él sería el responsable artístico del montaje. El lugar para hacer la obra también estaba claro. La Inauguración de LA CASA sería en las ruinas de la sede del antiguo Club Cartagena. Un espacio majestuoso en donde el público tendría un contacto muy cercano con los actores. La escenografía sería en extremo sencilla, emulando a una gallera usaría como elementos decorativos las huellas del paso del tiempo en cada uno de los rincones de este sitio.

La Casa - Cien Años de Soledad
Todo esto se venía cocinado a fuego lento que se aceleró cuando el famoso actor español Javier Barden estuvo en Cartagena trabajando como protagonista de la película “El Amor en los Tiempos del Cólera”; Esteban García trabajo como asistente personal de Javier durante cuatro meses en los que creció una profunda amistad. Fue así como Javier conoció el sueño de Esteban y decidió apoyarlo para que iniciara esta importante empresa cultural. Hoy, el camino recorrido ya brinda frutos artístico de alto nivel gracias al coraje de este joven actor, que con un presupuesto absurdo, pero acompañado de una valentía a prueba del desencanto, logró junto a su familia teatral hacer un hermoso y merecido homenaje al Obra Cumbre de la literatura Colombiana.

Edgar Vargas
Fotos: Cortesía / Fausto Giaccone / faustogiaccone@hotmail.com

 


 
  Traviata Nuestra
Avenida El Malecón No. 11-132 Bocagrande, Cartagena de Indias
Teléfono: (+57 5) 665 0157 - Contáctenos
POSDATA